Decorá tu Restaurante al estilo Rústico

Por: Administrador

RESTAURANTES RÚSTICOS.

Somos grandes creyentes de que la ambientación juega un papel primordial en el éxito de tu restaurante. A través del tiempo las tendencias en decoración han estado en constante movimiento, sin embargo, existen estilos icónicos dignos de ser preservados, un ejemplo claro de ellos es el Estilo Rústico.

¿Qué son los restaurantes rústicos?

La palabra rústico, es un adjetivo que procede del vocablo latino, hace referencia a lo que está vinculado al campo. Generalmente estos restaurantes ofrecen platillos como cortes y asados a la parrilla.  Tiene principal inspiración en las casas de campo con esencia de lo tradicional: la leña, la madera, las paredes al descubierto, detalles artesanales, es decir, todo aquello que nos hace sentir en un espacio cálido, tal como estar en casa. Este estilo es de lo más representativos de nuestro país y cabe mencionar que es sumamente atractivo en restaurantes mexicanos.

Ejemplo Restaurante: Pueblo Viejo

Entre los restaurantes rústicos con los que hemos tenido la fortuna de colaborar en su ambientación se encuentra el restaurante Pueblo Viejo, un espacio con el encanto de la vida campestre el cual, desde los alimentos, hasta en mobiliario y decoración, transporta a sus comensales a un pedacito de México.

¿Cuáles son los elementos clave para decorar un restaurante con Estilo Rústico?

Materiales:

1.        Madera. La protagonista por excelencia de este estilo, principalmente en el mobiliario como mesas, sillas y booths, también en piezas decorativas, paredes, utensilios, etc.

 

2.       Ladrillos, empedrado y concreto. Estos materiales son aplicables en paredes y rincones descubiertos que muestran directamente la naturaleza del material.

 

3.       Metal. Este elemento es un excelente complemento en techos, vigas a la vista, utensilios, artículos decorativos y en aplicaciones de herrería en muebles de madera.

 

Colores y Texturas:

La paleta de colores del estilo rústico es por esencia cálida y terrosa. La gama varia en tonos amarillos, marrones, naranjas y verdes aplicados en elementos como plantas, todos son tonos que recuerdan a la tierra, a la naturaleza y lo que engloba el campo. Es ideal complementarlos con colores neutros como el blanco, beige, gris cálido o negro.

El estilo rústico es definitivamente un estilo con mucho potencial que no pasará desapercibido por tus clientes, con el mobiliario ideal siempre podrás agregarle un toque diferente que lo convierta en un lugar exclusivo y encantador. Si tienes una idea para tu restaurante nosotros podemos ayudarte, desde la distribución de las mesas, hasta el más mínimo detalle de tus muebles. ¿Estás listo para distinguir tu restaurante?

Te puede interesar:

Usa la luz a tu favor

Las deliciosas Quesabirrias